AlcaláDigital
01 de diciembre de 2014

 


Parte de la sociedad alcalaína tolera y ampara la corrupción municipal con su voto?
 
   
 
 
         

 
 

AlcaláDigital.- La Gürtel, Red Púnica, Caso Ferrer, Concierto ayuda a Haití. Contratos a empresas amigas como CEDISFILM, COLFELY, MIUSIC. Contrataciones a dedo de funcionarios, “La Ciudad de los Enchufes”.  Empresas periodísticas engordando su nómina a dedo y sin estar al día con Hacienda. Familiares de políticos y sindicalistas, colocados en empresas que trabajan para el ayuntamiento. Alcaldes que utilizan los contactos políticos para fines de sus empresas privadadas. Concejales que no pagan en  restaurantes y bares de Alcalá. Viajes con cargo al ayuntamiento de dudosa amortización. Macro facturas telefónicas de concejales que están de vacaciones en lugares remotos con teléfonos municipales. Utilización del coche oficial para llevar a las niñas al colegio del Opus. Contratos a dedo para empresas amigas de arqueología. Convenios colectivos que son declarados fuera de la ley por saltarse algunas restricciones económicas a funcionarios municipales. Presiones a funcionarios en las mesas de contrataciones. Viajes al extranjero pagados por empresas que más tarde se le conceden contratos municipales a largo plazo. Subvenciones a  plataformas y, entidades ciudadanas y, sindicales para comprar, su silencio, o simplemente desactivar a la sociedad civil, comprando la “Paz Social”, con el presupuesto municipal.

Nosotros votamos a los corruptos

Estas serían algunas de las presuntas prácticas que algunos de nuestros políticos a los que cada cuatro años votamos, realizan, o han realizado, en nuestro ayuntamiento, con la inestimable ayuda de nuestros votos, por lo que de alguna manera, también nosotros como ciudadanos,  somos responsables de la corrupción que hoy desde distintas plataformas se están denunciando, y que a los ciudadanos, tanto nos gusta criticar.

Muchos políticos de los que ahora están en el ayuntamiento son reincidentes

Y es que, un político corrupto, no sale de una piedra o, cae del cielo, y más en el caso de Alcalá de Henares, en donde una parte de las cosas “raras” que ahora se están denunciando, vienen de atrás o, de otras legislaturas, con lo que, hemos votado a sabiendas y, en repetidas ocasiones, a personas o, partidos, que ya sabíamos que no eran de fiar, porque, sus corruptelas ya eran conocidas por la sociedad alcalaína antes de depositar el voto. Un acto, que nos descalifica para la queja a muchos votantes que ahora se rasgan las vestiduras cada vez que se denuncia un caso de corrupción en nuestra ciudad.  

Aquí nos conocemos todos

Sí en esta ciudad de 200.000 y algo más de habitantes, no se puede decir que, hemos votado a  un partido  a, un alcalde o, concejal, alegando que desconocíamos su implicación de forma directa o, indirecta, en algún caso de lo que al principio de esta crónica denunciamos, ya que, hoy en la era de la información y, las redes sociales, o el infalible, boca a, boca, nadie puede alegar, el desconocimiento de lo que se cuece en la clase política alcalaína, y de los que está pasando en esta micro sociedad que compone Alcalá de Henares, y más con el nivel cultural que tenemos ya que la gente de Alcalá, estamos catalogadas como una de las ciudades, más cultas de nuestra región, por no decir la que más.

No aprendemos la lección

Pero, Igual que “somos lo que comemos”, también podríamos decir que en nuestro ayuntamiento, tenemos lo que votamos, por lo que si existe corrupción, años tras año, y legislatura tras legislatura, y en algunos casos con políticos que son reincidentes, se puede decir que tenemos un problema, serio, ya que, en muchos casos sabemos que votamos a políticos presuntamente corruptos y lo más grave, reincidentes.

Trapichear con la lista electoral una vez conseguida el acta de concejal también es corrupción

Políticos,  de poco fiar y reincidentes, que en la mayoría de nuestro ayuntamiento, llevan bajo el paragua de su partido más de 20 años. Un contundente dato que nos descalifica, ya que, hemos estamos 20 años criticando la corrupción pero mirando para otro lado a la hora de votar a políticos sanos, por lo que una parte de la sociedad alcalaína, a retro alimentados el cáncer de la corrupción cada cuatro años. Y es más, lo seguira alimentando ya que, si no se remedia, muchos políticos, que llevan largos años en nuestro ayuntamiento, y que de una u otra manera, están, salpicados por casos de presunta corrupción, los veremos de nuevo, en las listas electorales, en las elecciones municipales de mayo de 2015. Un grave error de los partidos, pero también de muchas personas que aun criticando la actual corrupción los volverán a votar, con lo que nos garantizamos más, y, más corrupción para otros cuatro años  más. Y corrupción no solo son los ejemplos expuestos en el primer párrafo de este artículo, corrupción es también presentarse por un partido o, siglas en un puesto, para luego una vez lograda el acta de concejal dimitir, para marcharse a Madrid, o dejar el acta al compañero, que se le ha ocultado en la lista porque tenía muy mala prensa. Eso también es corrupción.

©AlcaláDigital. Todos los derechos reservados. Prohibida su publicación total o parcial


 



 
 
 
         
 
 
 

  Nos puedes seguir en tuenti contacto información