AlcaláDigital
31 de julio de 2015

 


La Púnica persigue a Aguirre
 
   
 
 
 
 
     

 
 

(EUROPA PRESS) -    La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha afirmado este jueves que "ni mucho menos" da por cerrada las responsabilidades políticas en relación a la trama Púnica y ha justificado la expulsión del exalcalde de Valdemoro José Miguel Moreno, que dijo haberse hecho diputado regional para tocarse "los huevos", por el "daño" que esas palabras hacían no sólo al PP sino también a las instituciones.

   Así lo ha manifestado en rueda de prensa tras reunirse con los responsables del área económica del PP de Madrid y en referencia a la decisión del Comité de Derechos y Garantías de aprobar la propuesta de expulsión que planteó la propia Aguirre contra Moreno.

   Ayer, la presidenta del Comité de Derechos y Garantías, Susana Pérez Quislant, calificó de "repulsivo" el comportamiento de José Miguel Moreno, "indigno de pertenecer a un formación política en la que la inmensa mayoría de sus miembros elegidos para desempeñar algún cargo de gestión dedican sus esfuerzos a trabajar con honestidad".

   Preguntada sobre si con esta expulsión daba por terminada todas las responsabilidades políticas por la trama Púnica, Aguirre ha dicho que "ni mucho menos" y ha indicado que en el caso del exalcalde de Valdemoro se han conocido unas declaraciones suyas dentro del sumario que justificaban su expulsión por el "daño" que hacía no sólo al PP sino también a las instituciones.

©AlcaláDigital. Todos los derechos reservados. Prohibida su publicación total o parcial


 



 
 
 
 
 
     
 
 
 

  Nos puedes seguir en tuenti información