AlcaláDigital
22 de septiembre de 2015

 


Ciudadanos critica la “soberbia”, y la bajada no lineal de sueldos del tripartito
 
   
 
 
 
 
     

 
 

AlcaláDigital.- El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Ángel Lezcano, criticó ayer al Gobierno del tripartito, formado por PSOE, Somos Alcalá e IU, la forma y modos de gobernar durante sus 100 primeros días, ya que según este portavoz, ha estado marcada por gobernar para su interés dentro de una “falta de respeto y soberbia” hacia la oposición, compuesta por, PP, E2000 y Ciudadanos. 13 concejales, de los 24 que cuenta el Consistorio alcalaíno.

Menos asesores y más servicios sociales

Unas críticas que fueron ampliadas a la contratación de asesores, o cargos de confianza por lo que pidió que, “cese su contratación, además de aplicar una bajada de sueldo lineal, en donde el ahorro, (500.000 euros) repercuta en servicios sociales, como poner a disposición de las familias las viviendas que el ayuntamiento mantiene vacías, o garantizar un empleo estable a los 193 trabajadores municipales recientemente despedidos.

"Al PP y a Ciudadanos parece que solo les importa el dinero dice el PSOE"

Sorpresa en el PSOE por la acción coordinada de PP y Cs en la crítica al equipo de gobierno centrada casi en exclusiva en los salarios

El Partido Socialista de Alcalá de Henares quiere manifestar su sorpresa ante la coordinación que existe entre los Grupos Políticos Municipales de Ciudadanos y Partido Popular. Esta coordinación se concreta en actuar y argumentar de la misma manera sobre los 100 primeros días de gobierno de esta ciudad que aún ni siquiera se han cumplido.


Ambos partidos políticos ocupan la mayoría de su tiempo en hablar de la reducción de la masa salarial de los cargos políticos del Ayuntamiento. Así, los socialistas se preguntan si es lógica la queja de los Portavoces de PP y Ciudadanos cuando sus retribuciones se han fijado en 50.000 euros brutos anuales. Además, el PSOE de Alcalá de Henares critica que ambos partidos tengan como máxima preocupación esta cuestión y no los problemas que tiene la ciudad.


Para los socialistas, parece mentira que un ex alcalde como Javier Bello, del PP, eche en cara que el actual alcalde de Alcalá de Henares presida las Mancomunidades del Sorbe y del Este. Así, el Secretario de Comunicación del PSOE de Alcalá de Henares, Alberto Blázquez, opina que “todo parece indicar que el PP de Alcalá prefería un Presidente del PP de Guadalajara en la Mancomunidad de Aguas del Sorbe. Es una lástima porque es fundamental para Alcalá presidir las instituciones en donde se gestiona el agua que bebemos y los residuos que producimos junto a otros municipios”.
Blázquez afirma que “esperábamos que en el balance de los 100 días del PP se incluyera una reflexión sobre la visita que la Policía (UDEF) hizo a este Ayuntamiento en junio y de las 12 horas en las que el Ayuntamiento se paralizó entregando expedientes a los agentes de dicha unidad, que condujeron a la detención de la concejala de Festejos de Javier Bello. También echamos en falta explicaciones sobre la imputación de Javier Bello, Portavoz del PP, sobre su imputación en el Juzgado número 6 por presuntas irregularidades y malas prácticas en la Junta de Gobierno Local”.


Por otra parte, el PSOE coincide con Ciudadanos en que los primeros días de la Legislatura el entendimiento entre ambos partidos fue positivo, pero que esta relación se ha deteriorado tras la reducción de los sueldos de la Corporación Municipal. Así, el PSOE critica que el grueso de las declaraciones del Portavoz de este partido se base en el sueldo de sus representantes en la Corporación.


Según Blázquez, “parece que el gran problema de Miguel Ángel Lezcano (Portavoz de Ciudadanos) es cobrar solo 50.000 euros, el protocolo y la foto, pero nos gustaría verlo en más sitios y actos públicos del intenso día a día de este Ayuntamiento y menos votar junto a España
2000 en contra de acoger refugiados”.


Para finalizar, Blázquez recalcó que “puede resultar sorprendente la acción conjunta y coordinada de PP y Ciudadanos en Alcalá de Henares aunque es bueno recordar que los votos de Ciudadanos en Madrid sirvieron para hacer Presidenta de la Comunidad de Madrid a Cristina Cifuentes, candidata del PP de la Púnica y la Gürtel o cómo la número
2 de Cs en Alcalá fue concejala de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alcalá entre 2003 y 2007 y posteriormente cargo de confianza del PP en la siguiente legislatura”.

Somos Alcalá responde a las declaraciones de Javier Bello y Miguel Ángel Lezcano en sus valoraciones al equipo de Gobierno

El grupo municipal de Somos Alcalá en el Ayuntamiento complutense considera una burla a la ciudadanía las valoraciones emitidas tanto por Javier Bello, portavoz del Partido Popular; como por Miguel Ángel Lezcano, vocal de Ciudadanos.


Resulta especialmente hiriente para la sensibilidad de las vecinas y vecinos de Alcalá tener que escuchar, por voz de un imputado por presuntos delitos económicos, toda una avalancha de falsedades oportunistas, cuya única finalidad es crear una cortina de humo con la que ocultar sus posibles responsabilidades penales y la desastrosa gestión de los oscuros años de gobierno del PP, que han dejado en una gravísima situación a nuestra ciudad. 

Desde Somos Alcalá entendemos que las opiniones vertidas hoy en los medios de comunicación por parte de Javier Bello -exalcalde no electo y actualmente imputado por presuntos delitos de prevaricación administrativa en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares- resultan lamentables e insostenibles desde todo punto de vista. Nuestro grupo considera que las afirmaciones realizadas obedecen, una vez más, a la acostumbrada  estrategia de confusión, de falsedad y de difamación en que vive instalado el PP en nuestra ciudad y de la que, mucho nos tememos, tendremos más manifestaciones en adelante ante la falta de verdaderos argumentos.


Con esta actitud y con su permanencia en activo al frente del principal grupo de la oposición, Bello está demostrando su más absoluto desprecio por la ciudadanía y por la institución municipal. Sus injustificables declaraciones, en las que se incluyen acusaciones de acoso a los trabajadores municipales y a la oposición, nepotismo, falta de gestión, silencio y ausencia de diálogo, sólo pueden entenderse bajo la perspectiva de quien ha hecho de esas y otras “virtudes” aún más graves, bandera durante sus años al frente del consistorio. Una época pasada en la que el caciquismo clientelar instaurado por el PP en la ciudad ha constituido la única base sobre la que sustentar la más profunda inoperancia política y gestora. 


Tratar de convertir al nuevo equipo de gobierno en reflejo de su ineptitud y desastrosa gestión constituye un verdadero ejemplo del juego de la vieja política que ha llevado a esta ciudad (y por extensión a nuestro país) a un callejón en el que resulta complicado encontrar la salida.
Afortunadamente, a pesar de las descalificaciones del presidente del Partido Popular complutense, influidas muy probablemente por la reducción salarial que tanto él como los miembros de su grupo han tenido que aceptar muy a su pesar, la ciudadanía es sabia, tiene memoria y conoce perfectamente la catadura moral de quienes han dirigido durante doce años a la ciudad hacia un abismo del que ahora es preciso salir. Una solución que sólo será posible con la aplicación y el cumplimiento de las medidas políticas pactadas por el nuevo equipo de gobierno. Un compromiso firme con las ciudadanas y ciudadanos para seguir trabajando con la mirada puesta en el futuro y el absoluto convencimiento de que juntos, administración y administrados, podemos conseguirlo.     


Lamentable ejercicio de seguidismo político


Mención aparte merecen las afirmaciones del portavoz del grupo de Ciudadanos en el Consistorio complutense. En un ejercicio del más lamentable y triste seguidismo político tras la estela del Grupo Popular, Miguel Ángel Lezcano ha demostrado, una vez más, que cada día que pasa es más difícil para él distinguir entre el naranja y el azul.


Lezcano ha acusado al equipo de Gobierno de aplicar el “rodillo” a la oposición y de no buscar el diálogo. También ha criticado, faltando a la verdad y pretendiendo confundir a los vecinos y vecinas complutenses, las medidas de reducción salarial adoptadas en el Ayuntamiento. Un asunto que parece haber afectado de manera significativa a las pretensiones pecuniarias de los concejales del Grupo Ciudadanos, al igual que les sucede a sus compañeros de oposición en la bancada popular.


Cabe destacar que ambos representantes políticos han realizado estas declaraciones casi al unísono,  cuando ni siquiera se han cumplido los cien primeros días desde que el pasado 6 de julio se constituyera el nuevo equipo gestor, lo que da una idea de la inexistente actitud de colaboración de ambos grupos con el Gobierno de la ciudad, cuyos miembros parecen estar más preocupados por defender sus privilegios salariales que por los problemas reales de Alcalá de Henares

 

©AlcaláDigital. Todos los derechos reservados. Prohibida su publicación total o parcial


 



 
 
 
 
 
     
 
 
 

  Nos puedes seguir en tuenti información