AlcaláDigital
06 de marzo de 2017

 


Sexo en la ducha: conoce los peligros
 
     
 
 
 
 
     

 
 

Raúl Rodríguez Cota.- De seguro, tener sexo en la regadera es una de las fantasías sexuales que querrás cumplir por lo menos, una vez en tu vida. Sin embargo, valdría la pena que hagas una pausa y tomes en cuenta algunas de las desventajas o peligros que tiene esta sexy actividad. ¡Sigue leyendo y conoce alguno de ellos!

Zona de resbalones

Tener un poco de intimidad bajo la regadera suena a una muy buena idea, pero también sería un asunto muy resbaladizo, ya que podrías terminar en el hospital a causa de una caída. Por eso, lo mejor es prevenir y colocar un tapete para duchas para que los pies de ambos queden bien estables en el suelo, según aconsejó la educadora sexual, Timaree Schmit, en el portal de actualidad Self.

Poca lubricación

Ésta es importante a la hora de tener relaciones sexuales. El problema es que el agua elimina la lubricación que el cuerpo produce de manera natural, y provocaría que el sexo sea más difícil e incómodo de realizar, de acuerdo con la opinión de la terapeuta sexual, Karen Stewart, publicada en la revista de bienestar Prevention.

Condón escurridizo

Si estás tomando una ducha, lo mejor sería tener un poco de acción amorosa de pie y no dejar que el chorro de agua te dé directamente en tus partes privadas. De esta manera, evitarías que el condón se salga, según comentó la terapeuta sexual, Louanne Cole Weston, en la revista de estilo de vida Men’s Health. Sin embargo, a pesar de estas recomendaciones, la experta sugiere que evites tener una relación sexual completa (con penetración) en el baño, para mayor seguridad. Y es que los condones tendrían una mayor probabilidad de zafarse del pene cuando están mojados, según comentó Karen Elizabeth Boyle, doctora en medicina reproductiva, en la revista Cosmopolitan.

Lesiones penosas

Resbalarte no es el único riesgo que podrías tener en el baño; ya que, por mantener relaciones en este sitio, podrías tener que adoptar posturas extrañas y doblar tu miembro viril en un ángulo poco normal. “Los hombres pueden arriesgarse a fracturar su pene si éste se dobla”, comentó Boyle.

Tener una vida amorosa un poco aventurera podría ser bueno en una relación. Sin embargo, valdría la pena estar consciente de las desventajas de tener sexo en otras partes que no sean la cama, y tomar las precauciones necesarias para no vivir una mala experiencia. Consulta con un especialista en este tema, si tienes dudas.

Y tú, ¿qué consejos le darías a alguien que quiere tener intimidad en la ducha?

 

©AlcaláDigital. Todos los derechos reservados. Prohibida su publicación total o parcial


 



 
 
 
 
 
     
 
 
 

  Nos puedes seguir en tuenti información