cabecera948
Madrid. Viernes 24 de febrero de 2012
 
  Amistades peligrosas  
  t  
 

 

MADRID, ALCALÁ DE HENARES (ALCALADIGITAL) “Haz gala Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores, porque viendo que no te corres (que no sientes vergüenza), ninguna podrá correrte, y préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio. Innumerables son aquellos que de baja estirpe nacidos, han subido a la suma dignidad pontificia e imperatoria; y de esta verdad te pudiera traer tantos ejemplos, que te cansaran.”

Miguel de Cervantes, Don Quijote de la Mancha, segunda parte capítulo XLII

Apenas unas líneas de los consejos de Don Quijote a Sancho Panza  antes de que fuera a gobernar la ínsula pueden ser ilustrativos para analizar diversas actuaciones sobre los análisis que determinadas personas puedan llevar sobre otras, ya sean físicas o jurídicas.

En su apología de Sócrates, Platón nos dice:

“Retomemos, pues desde el principio cuál es la acusación de la que parte la difamación sobre mi persona y por la que Meleto, dándole crédito, ha iniciado este proceso. Veamos ¿qué alegan mis calumniadores? Ante todo es preciso dar lectura al texto como cuando se trata de una acusación formal formulada por acusadores legales”.

Resulta curioso observar que desde los textos clásicos hasta la gran obra cervantina, algunos de nuestros políticos están conviviendo con el pasado, con las tertulias de tabernas o los chismorreos de comadres, parece como si algunos encerrados en su terruño, no quisieran cruzar el Torote.

Las infamias y descalificaciones que se han vertido sobre alcaladigital dicen muy poco o nada sobre su autor, más pendiente de hacer caso a bagatelas insustanciales que a la opinión de un medio informativo.

La empresa editora de alcaladigital es responsable de sus editoriales y de sus informaciones, ajena completamente a opiniones y manifestaciones ajenas al medio, y que solo pretenden crear perjuicio moral y económico.

La disputa entre políticos, socios, empresarios y particulares, las tienen que resolver entre ellos dejando al margen a una publicación, que se debe a sus lectores, ofreciendo veracidad en la información, haciendo uso de la facultad que nuestra constitución nos ofrece en la libertad de opinión y expresión.

Querer mezclar a alcaladigital en disputas políticas, solo puede considerarse desde un punto equivocado y malidecente, buscando derivar el encono hacia un medio informativo para evitar frustraciones y aspiraciones personales.
La empresa editora de alcaladigital tiene su estructura y al igual que cualquier empresa está inscrita en el correspondiente Registro Mercantil, que es público, y al que se puede tener libre acceso para comprobar su accionariado y las personas presentes en su Consejo de Administración.

En democracia es muy libre cada persona de expresar opiniones, comentarios e informaciones, los tribunales de justicia son la última opción para delimitar unos determinados cauces.

Cuando una persona no está de acuerdo con una información u opinión tiene todo el derecho a efectuar una aclaración, rectificación o incluso acudir a los tribunales de justicia.

La política la tienen que hacer los políticos, no los medios informativos que somos meros notarios de la actualidad.

Los negocios y la política están reñidos, son malos consejeros y no se puede, ni debe hacer partícipe a un medio informativo sobre disputas de “cantina cuartelera”.

En alcaladigital estamos sufriendo una serie de improperios y amenazas “sin comerlo, ni beberlo” ajenas a todo tipo de significación política y partidista, por el mero hecho de creer que a un no siendo cierto y sin ningún tipo de pruebas que detrás de los editoriales esta un contrincante político. Un grave error que se tiene que corregir y enmendar lo antes posible ya que la acusación es tan grave como de falta de contenido y pruebas, y eso tiene un nombre y además, esta penalizado. Si se tienen pruebas que se enseñen y si no es así lo más prudente y sensato es callarse.

Nuestra línea editorial es clara, por encima de todo está nuestra objetividad, sea con quien sea, y sea del partido que sea, seguiremos opinando e informando para nuestros clientes, los lectores, a ellos nos debemos y no estamos dispuestos a tolerar que disputas políticas personales o de negocios incriminen y dañen la imagen de un medio informativo que está muy al margen de cualquier amiguismo y comentario de cualquier persona ajena al medio.

Y es que solo los editoriales y la información de alcaladigital son del medio, nada más y las disputas de las amistades peligrosas, se tienen que solucionar entre los “socios” en litigio, pero dejando al margen a quienes no hemos compartido ni se nos ha consultado “vela en ningún entierro”.

 

 
     
     
 
legal arriba correo alcaladigital.com