cabecera948
Madrid. Martes 26 de junio de 2012
 
  Bartolomé González, anuncia a sus concejales su dimisión como alcalde de Alcalá  
  P  
   
 

MADRID/ALCALÁ DE HENARES (ALCALADIGITAL).- Tras siete meses anunciando que se va, parece que esta es la definitiva, Bartolomé González ha reunido a su equipo de gobierno en un restaurante junto al puente de San Fernando para anunciar su renuncia al puesto.

Como ha sido su trayectoria informativa aliado con el oscurantismo, lejos de Alcalá de Henares, de la que todavía es alcalde, en el Restaurante Polo situado en el margen derecho de la Nacional II, donde comienza o termina el término municipal de Madrid, para ser más exactos en la Avda. de Aragón 361, en la terraza del establecimiento hostelero junto al parking, Bartolomé González se deja querer por sus concejales, sorprendido por un redactor de alcaladigital ni siquiera responden al cortés “Buenas Noches”, sorpresa en el grupo, Bartolomé González al ver la presencia del redactor, salta serio, amenazador “Esta es una cena privada, y usted no ha sido invitado, si no se va, llamo a la policía”. No existe más ánimo que ser notarios de la actualidad, el redactor no quiere problemas, no está por la labor de recordarle a Bartolomé González, que él y las personas que están con él, son personajes públicos, y si están en ese lugar es por el cargo que tienen y que costean con sus impuestos todos los alcalaínos. Legalmente él no es nadie para echarnos de ese sitio, pero ante la soberbia y la prepotencia es mejor actuar con prudencia.

No hace más que corroborar las malas formas en que ha hecho gala en su última etapa en el ayuntamiento, Bartolomé González está nervioso, no ha visto reflejadas sus expectativas, tras una aceptable primera legislatura en mayoría, se durmió en los laureles y tras revalidar su mayoría absoluta repitió equipo de gobierno y con una situación económica caótica no ha hecho más que seguir la trayectoria de su difamado José Luis Rodríguez Zapatero.

Ambos han seguido caminos paralelos, se ha gastado de donde no había dejando al ayuntamiento arruinado y lo que es peor roto el partido Popular en Alcalá de Henares.
Todo lo que pase en el Partido Popular a partir de que Bartolomé González deje la alcaldía es una incógnita.

El bartolismo sin Bartolo va a ser difícil de mantener y cada uno intentará arrimarse al sol que más caliente buscando salida a su situación, unos política, otros económica y otros se irán a su casa.

De lo que está claro es que Bartolomé González, cuando se vaya del ayuntamiento no se va a ir como llegó, prácticamente con una mano delante y otra detrás, sería de una transparente decencia que los vecinos de Alcalá conocieran el patrimonio con que entran y salen nuestros políticos, y sobre todo el de aquellos que ostentan cargos públicos desde hace más de 20 años.

La alternativa de Bartolo es seguir de “culiparlante” en la Asamblea de Madrid, ser vicesecretario de la nada en el PP, o marcharse a casa o a sus negocios.

Se podría haber ido tras la primera legislatura en mayoría con el agradecimiento de la población alcalaína tras el nefasto tándem Peinado-Suarez Machota, tras haber recogido anteriormente el reconocimiento por su trabajo en la primera legislatura en minoría, cuando un joven Bartolomé González, luchó y se esforzó para conseguir para Alcalá de Henares el título de Patrimonio de la Humanidad, algo que por cierto luego no ha sabido rentabilizar convenientemente.

Bartolomé González a pesar de su todavía juventud, ha acabado como un juguete roto, generando dudas tanto en el PP de Alcalá como en el de Madrid, se podía haber ido con la cabeza alta y ahora es incapaz de mirar a los ojos a sus compañeros regidores de los municipios de Madrid, las cuentas en su ayuntamiento no le salen, ha dejado a su ciudad Patrimonio de la Humanidad en la ruina, tanto económica, como social, deja una hipoteca a varias generaciones de alcalaínos, con más de 20.000 parados, sin industria y sin terrenos para las grandes demandas que la reconversión del ladrillo necesita y lo que es peor sin hacer frente a las grandes demandas sociales que día tras día desde distintos colectivos le están demandando.

Bartolo dice que se va, pero deja a los “pies de los caballos” a su sucesor y a su equipo de gobierno, quedan tres años de legislatura, que se van a hacer muy, pero que muy largos a los concejales del PP en Alcalá.

 
     
 
legal arriba correo alcaladigital.com