AlcaláDigital
10 de agosto de 2015

 


Bello podría ser inhabilitado de 6 a 8 años por adjudicar a dedo publicidad a medios no críticos con su gestión por 1,4 millones
 
   
 
 
 
 
     

 
 

 

AlcaláDigital.-Adjudicar a dedo publicidad en donde primaban las noticias positivas y de imagen del ex alcalde de Alcalá de Henares, Javier Bello, por valor de cerca de 1,4 millones de euros, dados a través de las diferentes Juntas de Gobierno, que durante cerca de tres años, presidio el ex alcalde y dirigente del PP local, podría llevarle a la inhabilitación  entre 6 y 8 años,  para ejercer cualquier cargo público, según diferentes medios jurídicos consultados por AlcaláDigital.


Unos hechos que tienen una causa abierta en el Juzgado número seis de Alcalá de Henares a raíz de un informe del Tribunal de Cuentas que denunciaba esta presunta irregular de consignar publicidad municipal. Denuncia en donde se personó también como Acción Publica, UPyD. Una denuncia en donde se pone de manifiesto los reiterados “reparos” que el Interventor Municipal, realizaba en las actas de las diferentes juntas de Gobierno que celebraba  hasta hace muy poco tiempo el gobierno del PP.  


Un presunta irregular en el  método de adjudicación que de forma reiterada podría ser considerado delito, al no cumplirse lo establecido en la Ley de contratos del Sector Público, y que podría hacer responsable no solo al ex alcalde, Javier Bello, sino a una parte de su anterior gobierno, que daba su consentimiento en las Juntas de Gobierno Local, e incluso se podría ampliar a su ex jefa de prensa, y de gabinete, Carmen Carmona.


Y es que, cada día son más las fuentes que solapan la similitud de esta irregular forma en la contratación a “dedo”  con la operación Púnica y Flauta en donde se ha puesto de manifiesto, como se daban presuntamente contratos con dinero público a cambio de presuntas comisiones o, mordidas que podrían rondar entre el cinco y el diez por ciento de lo contratado, lo cual podría ir una parte para los presuntos políticos que facilitaba la contratación y, otra para una posible financiación del PP. Hechos que vincula el juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, y que niega la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.

Es decir, que entra dentro de la fundada sospecha, como Javier Bello, podría presuntamente haber estado dando de forma irregular, suculentas cantidades económicas, vía publicidad, a cambio de presuntas comisiones, para garantizarse un trato de favor en los medios a los que primaba de forma irregular con publicidad municipal en donde en su mayoría era para publicar notas de prensa emitidas desde la oficina de comunicación de la alcaldía, de la cual Bello era el máximo responsable.

Una campaña de imagen y posicionamiento, a base de dinero público para inserción de noticias positivas, que está penada por la justicia y que, recientemente se han visto salpicados por estas prácticas dos ex consejeros de la Comunidad de Madrid, con el PP, como, es Lucía Figar y Salvador Vitoria, imputados por el juez, José Velasco, en la red Púnica. Una práctica en donde aquí en Alcalá de Henares, presuntamente era más agresiva y descarada, ya que dentro del entramado empresarial de un medio de comunicación se le concedían contratos de publicidad en marquesinas de los autobuses urbanos, publicidad exterior, contratos para cursos a los parados, o publicidad municipal para diferentes medios en Radio, Internet o, papel. Una relación “muy especial” con ese grupo de empresas, que podría actuar como un lobby de presión, ya que además de lo aquí expuesto, asesoraba a empresas del Corredor para diferentes recalificaciones de suelo industrial o urbano.

Bello y Bartolo pactaron premiar a Diario de Alcalá y asfixiar a AlcaláDigital

 

©AlcaláDigital. Todos los derechos reservados. Prohibida su publicación total o parcial


 



 
 
 
 
 
     
 
 
 

  Nos puedes seguir en tuenti información