AlcaláDigital
29 de octubre de 2014

 


Esperando a la Guardia Civil por el contrato con Cofely
 
   
 
 
         

 
 

AlcaláDigital.- Funcionarios y algún policía local, que custodia la puerta principal del ayuntamiento de Alcalá de Henares, no paraban ayer miércoles, de repetir lo mismo, a raíz de la publicación, sobre el contrato de 14 millones que Javier Bello, dio el visto bueno con la principal empresa de la trama Púnica, llamada, COFELY. “En cualquier momento aparece la Guardia Civil”, para registrar las dependencias municipales”, decían.    


Y es que, la presión mediática está haciendo que cunda entre políticos y funcionarios, cierta desconfianza “por lo que pueda pasar”, ya que esto de estar en la prensa por un posible caso de corrupción, no es bueno, y más cuando no hace muchos días, 51 políticos fueron detenidos, dentro de una operación contra la corrupción. Políticos de pueblos cercanos como Valdemoro, y otros muchos compañeros del partido que hoy gobierna en Alcalá como es el Partido Popular. Una anómala situación que no se ha vivido nunca dentro de la Casa Consistorial, y que promete ir para largo, ya que hoy mismo, está prevista a primera hora de la mañana, una reunión entre, el principal acusado, y alcalde, Javier Bello (PP) y los distintos portavoces de la oposición que son, PSOE, IU, UPyD y España 2000. Una reunión que se prevé tensa y en donde previsiblemente se saldara con la apertura de una Comisión de Investigación, a petición de todos los grupos incluido el PP, que no pasa por su mejores momentos, tanto en Alcalá como en la región. Y por si fuera poco, el PSOE denució ayer que Bello, firmó contratos con la empresa Waiter Music, investigada en la Operación Púnica. Otro marrón más para el PP de Alcalá.


Una Comisión de Investigación, en donde según ha podido saber AlcaláDigital, ira sin prisa, pero sin pausa, para atar todos los cabos que ahora el alcalde popular, Javier Bello, quiere dejar, en el aire, y en donde no se tiene que olvidar que, fue, Javier Bello, quien dio todos los pasos para que se firmara con Cofely, el contrato que dejo encima de la mesa, su predecesor en el cargo, Bartolomé González. “Una patata caliente”, que primero apartó, Javier Bello, para más tarde, desempolvar y dar su visto bueno tras pagar la propia empresa adjudicataria un estudio de viabilidad de su contrato. Una peculiaridad, que no se da mucho en este tipo de contratos, según reconoció al propio alcalde a un medio de comunicación.

Bello no descarta el cobro de comisiones ilegales ""voy a investigar quién se ha podido lucrar”


Y es que, el día de ayer dio mucho de sí, ya que el nerviosismo de Bello, le llevo a convocar una rueda de prensa, con carácter de urgencia, (solo para medios amigos ya que AlcaláDigital no fue convocada) en donde, de nuevo, no descartó que técnicos, políticos o personas vinculadas al ayuntamiento estén relacionadas con el presunto cobro de comisiones ilegales,  por lo que, exigirá que rindan cuentas y devuelvan el dinero a la ciudad, dijo, Bello, para quien, Alberto Blázquez y Anselmo Avendaño mienten.

A este hombre solo le faltó decir que todo era una conspiración contra él tramada desde el propio ayuntamiento

Un alcalde a la defensiva y acorralado


Una comparecencia, a la defensiva en donde Bello, empleo más tiempo en defenderse y defender su nombre que en defender a los miembros de la mesa de contratación que participaron en el contrato que está bajo sospecha.  “Yo no mé he lucrado” con este contrato, y no voy a permitir que mi nombre sea manchado en algunos medios de comunicación. Asimismo, Bello aseguró  que pedirá una rectificación al diario el Mundo, por su derecho al honor por no publicar lo que él dijo. Bello, contra el mundo, mundial se podría decir.


Y es que, en esta historia para no dormir, dice el alcalde en una nota de prensa que:


El alcalde de Alcalá de Henares, Javier Bello, pone la documentación del contrato del Ayuntamiento con Cofely a disposición de la Junta de Portavoces (convocada para el próximo jueves) "y a disposición de quien la requiera para aportar luz a este asunto"; asimismo, el regidor alcalaíno convocará una Comisión de Investigación para que los Grupos Municipales puedan analizar la documentación del expediente para la contratación del 'Servicio Público de Gestión Energética y Mantenimiento con garantía total de Instalaciones Térmicas e Iluminación en dependencias municipales', que fue adjudicado a Cofely.


Javier Bello ha lanzado un mensaje claro: "Ante el más mínimo indicio de lucro personal por parte de alguien de este Ayuntamiento o que estuvo en este Ayuntamiento, voy a actuar con toda contundencia desde el punto de vista político y judicial, sea quien sea".

Paso a paso del proceso administrativo


La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Alcalá de Henares, a propuesta de la Concejalía de Obras y Servicios, aprobó el 16 de agosto de 2011 el inicio del expediente para la contratación del Servicio Público de Gestión Energética y Mantenimiento con garantía total de Instalaciones Térmicas e Iluminación en dependencias municipales. Los "pliegos" técnicos y administrativos correspondientes fueron aprobados por la Junta de Gobierno Local el 2 de noviembre de 2011.


La licitación se publicó en el BOCM en 22 de marzo de 2012.
El 3 de julio de 2012, la Junta de Gobierno Local (presidida por Javier Bello como alcalde en funciones; tomó posesión de la Alcaldía el 12 de julio de 2012) deja sobre la mesa la adjudicación como a la empresa con más puntuación (Cofely) según la propuesta elevada por la Mesa de Contratación correspondiente.


La empresa Cofely presenta varios escritos por los retrasos en la adjudicación.


Ante la existencia de informes técnicos contrapuestos sobre si el servicio suponía ahorro a la ciudad, la Junta de Gobierno Local celebrada el 29 de octubre de 2012 acuerda la renuncia al contrato e indemniza a los licitadores (Cofely y Dalkia) con 600 euros, según establece la ley.


Un mes después, el 29 de noviembre de 2012, Cofely presenta recurso de reposición contra el acuerdo de Junta de Gobierno por el que el Ayuntamiento de Alcalá renuncia al contrato. Ante esa nueva circunstancia –y la nueva y compleja documentación presentada, se reúne la Mesa de Contratación (10 de diciembre de 2012) y propone solicitar un informe externo independiente.


Así, la Junta de Gobierno Local (17 de diciembre de 2012) acuerda encargar dicho informe externo a la empresa consultora que determine la Concejalía de Proyectos y Conservación Urbana, siempre y cuando sea Cofely (la empresa que ha presentado el recurso) la que se haga cargo del coste, algo que debe aceptar previamente; el 3 de enero de 2013 Cofely acepta sumir el pago del informe externo que realizará la empresa seleccionada por la Concejalía de Proyectos y Conservación Urbana (se solicitaron presupuestos a tres consultoras).


El 8 de febrero de 2013, la Concejalía de Proyectos y Conservación Urbana recibe el citado informe externo, que concluye que la contratación del Servicio Público de Gestión Energética y Mantenimiento con garantía total de Instalaciones Térmicas e Iluminación en dependencias municipales supondría ahorro para el Ayuntamiento de Alcalá.


Los técnicos municipales dan su conformidad al informe, tras lo que se reúne de nuevo la Mesa de Contratación (8 de marzo de 2013) y propone a la Junta de Gobierno que se estime el recurso presentado por Cofely y que se le adjudique el servicio, cosa que la Junta de Gobierno hace en la sesión del 23 de septiembre de 2013.


El contrato con Cofely se firmó el 10 de octubre de 2013 y la adjudicación se publicó en el BOCM el 12 de noviembre de 2013.


Una nota que deja bien a las claras la “chapuza” de este contrato, que ahora le puede llevar al desprestigio político y a la ruina judicial, ya que pocos políticos con experiencia se explican como habiendo cerrado el tema con una indemnización de 600 euros, abre el melón de nuevo. “Ese error”, lo va a pagar caro, aunque no falta quien dice que eso no fue un “error” sino algo premeditado.

 

El Ayuntamiento de Alcalá de Henares firmó contratos con la empresa Waiter Music, investigada en la Operación Púnica
Los socialistas exigen que se “entreguen todos los expedientes de los contratos firmados con esta empresa”

El Grupo Municipal Socialista de Alcalá de Henares ha pedido al alcalde Javier Bello que entregue todos los expedientes de los contratos firmados  por el Ayuntamiento de Alcalá con la empresa WAITER MUSIC S.L., cuyo administrador, José Luis Huerta Valbuena, ha sido detenido en el marco de la Operación Púnica, según informan los medios de comunicación. Huerta Valbuena, a su vez,  ha sido administrador de Círculo de Ocio SL, junto a Ramón Castro Salvador, representante de Taurina Alcalaína SL, empresa que explota la Plaza de Toros de Alcalá de Henares.WAITER MUSIC S.L. fue autorizada por la  Junta de Gobierno Local de 6 de septiembre de 2011, presidida por Javier Bello como primer teniente de Alcalde, para explotar la realización  eventos y espectáculos no taurinos. Posteriormente, ya siendo Alcalde Javier Bello, aprobaron en la Junta de Gobierno del 17 de diciembre de 2012 la adjudicación del Servicio de Contrataciones artísticas, Cabalgatas y otros espectáculos de Alcalá de Henares del 1 al 31 de diciembre de 2013 a favor de la empresa WAITER MUSIC, S.L. por un importe de 425.000 euros.

Esta información llega, además, 48 horas después de que la empresa COFELY ESPAÑA apareciera dentro de la trama de corrupción destapada en la Operación Púnica, en la que cuatro de sus altos directivos han sido detenidos y que fue adjudicataria del servicio de suministro energético en Alcalá de Henares por importe de 14 millones de euros.

Los socialistas complutenses han manifestado que “nuestra preocupación va en aumento, ya que las informaciones vinculan nuevamente a nuestro Ayuntamiento con el supuesto entramado de corrupción investigado tras la Operación Púnica”. En este sentido, el edil socialista Alberto Blázquez ha señalado que la citada empresa, Waiter Music, “está directamente ligada con nuestro Ayuntamiento, ya que el equipo de gobierno del PP aprobó en la Junta de Gobierno del 17 de diciembre de 2012 la contratación de esta empresa  para la gestión de las Ferias y Fiestas 2013, por  un importe de 425.000 euros; y en julio de 2013 se aprobó, mediante procedimiento negociado sin publicidad, su contratación de nuevo para  organizar la XXIX Semana del Mayor, por importe de casi 40.000 euros”.

Por su parte, el Portavoz de los socialistas, Javier Rodríguez Palacios, señaló que “desde el Grupo Socialista estamos alarmados, primero por la vinculación directa de personas detenidas en la Operación Púnica y de empresas investigadas en esta operación con nuestro Ayuntamiento, y en segundo lugar por la huida hacia delante del Alcalde, Javier Bello, que es capaz de firmar un contrato por 14 millones de euros con COFELY y decir ahora que no sabía lo que firmaba y que lo quiere suspender. Alcalá se merece un Alcalde que sepa lo que firma y sea consciente de su responsabilidad”. En este sentido, el Portavoz socialista denunció que el alcalde debe “salir a explicar cuanto antes todos los pormenores de esta autorización y el posterior contrato a WAITER MUSIC”.

 

 

Bello no aclara si detrás del contrato que firmó con COFELY se cobraron comisiones ilegales

Bello adjudicó a la empresa Cofely  investigada en la  'operación Púnica” un contrato de 14 millones de euros

La oposición madrileña apunta a Aguirre como responsable de la corrupción

©AlcaláDigital. Todos los derechos reservados. Prohibida su publicación total o parcial



 
 
 
         
 
 
 

  Nos puedes seguir en tuenti contacto información